El profeta

Alberich es el hijo del jefe de la guardia de Mustar. Leraie es la hija de Eligor el senescal. Caliban y Dalkiel son dos hermanos cuyo poder para la magia desconocen. Los cuatro viven en Abaddon, reino gobernado por Eligor hasta que nazca un hijo varón de la Familia Real.
Y ninguno vive mal, aunque el senescal Eligor sea un tirano que esclaviza al pueblo, y que ha conseguido hechizar a la Reina para que todos sus hijos sean mujeres. Sin embargo, los cuatro son tocados, sin saberlo, por las profecías de Aiperos, el esperado Profeta, aprendiz de Caballero y Mago que con diez años dicta cómo ha de ser el final del gobierno de Eligor. Los hechos se precipitan para encontrar a Sigfrid, el heredero a la corona de Abaddon y que supuestamente murió en un atentado.

Sin votos (todavía)